Descarga Mundial

Yo te entiendo, en serio, entiendo que tenés esa mentalidad estrecha de lavadora y que no podés imaginarte lo que esto significa para mí. En serio, te entiendo, sé que tu cabecita de cocinerita familiar no te deja comprender la magnitud que tiene para un hombre esto que me hacés. Y ojo, que no es lo de hoy nomás. No, esto es parte de tu plan sistemático para aniquilar mi hombría. Sí, sí. Sé que suena exagerado, pero sé que es así. Porque sé que detrás de esa mentalidad cuadrada de mujer reprimida vive un genio maligno que busca la destrucción de mi autoestima y que planifica mi castración mental.

patada1

No te pedí ver Platense-Ferro. No, España-Holanda, eso quería ver yo. Reviven la última final, ¿te das cuenta? Yo entiendo que no tenés ni idea de quienes juegan y que para vos si no está la selección es una estupidez mirar un partido, te entiendo eso. Pero lo que no entiendo es que puedas ser tan pero tan hija de puta de obligarme a ir otra vez a la sucursal terrenal del infierno: lo de tu vieja. España-Holanda, eso quería ver yo, el campeón contra el subcampeón, nada más y nada menos. ¿Por qué no puedo disfrutar de un viernes a la tarde como se me antoja? Es un Mundial, sí con eme mayúscula. Un Mundial, ¿entendés eso? Todos los partidos son importantes. No, qué vas a entender. No entendés nada con esa cabecita hueca de ama de casa. Así que no sólo me ponés cara de culo cuando me siento frente al televisor con la mano adentro del pantalón para disfrutar de mí tarde post trabajo, sino que además me obligás a ir a lo de la vieja esa. Y claro, como vas a tener un poco de compasión por mí y pensar en otra persona, si sos hija de tu madre. La vieja más podrida de todas las viejas. Y justo a mí me tocó tenerla de suegra. Me cago en mi suerte. Justo a mí me toca de suegra. Porque a ella no le alcanzó con joderle la vida a hijos, nietos y bisnietos, también nos tiene que joder a los de la familia política.

Sé que si no voy, te pregunta por qué no fui, qué por qué me quedé y que si estoy enojado o qué me pasa y que pone cara y entonces vos me llamás llorando y diciendo que soy un mal marido y un mal yerno y que te hago quedar mal con tu familia retorcida y que si le pasa algo a tu mamá es culpa de los disgustos que yo le doy. Culpa mía, creer o reventar. Reventar como mis huevos. Dejate de joder, ¿qué le va a pasar a la vieja esa? Ochenta y tres años inflando huevos a diestra y siniestra. Siniestra, eso es. Yo entiendo que hay mujeres jodidas, entiendo que tu mamá puede querer cagarme la mayor cantidad de días posibles de mi vida, y que quiera arruinarme todos los domingos amasando esos fideos horribles y que no le importe un carajo que yo quiera ver España-Holanda, lo que no entiendo es por qué mierda no se muere la lacra esa. ¿Y si le pasa algo va a ser culpa mía? Por favor.

Ah, y otra cosa, ¿a quién carajo se le ocurre juntarse un viernes a las seis de la tarde a tomar el té? ¿Quién mierda se junta a tomar el té en la Argentina? ¿No podía ser…no sé, a las siete o a las ocho a comer algo? Eso es parte del plan, buscan, entre vos y la vieja esa, las formas de impedir que tenga un poco de felicidad ¿Y por qué mierda me toca a mí, que soy el único que labura, ir a comprar las masitas y las facturas? Acaso el imbécil de tu cuñado, ese que le chupa las medias a la vieja para ver si le deja algo cuando tengamos la suerte de que mire las flores desde abajo, ¿acaso no lo puede hacer él una vez? ¿Qué pasa, sus manitos de abogadito se pueden lastimar si alguna vez hace algo honesto? ¿No quiere ir en su BMW hasta la panadería del barrio? Y ni arranquemos a hablar de tu hermana.

Dejate de joder, seis de la tarde, todavía tengo atragantado los criollos que nos dan en la oficina. Que dicho sea de paso, se me atragantan cuando empiezo a pensar en cómo me vas a joder con que esté listo temprano, como si no supiera lo rompe huevo que son en tu familia con el temita del horario. Ni que fueran suizos. Gallegos de mierda, cuadraditos todos como una caja. Y ojalá que España se quede afuera tempranito como siempre, cagones. Porque lo del último mundial fue de pedo, yo voy con todo a favor de Holanda. Voy con mis calzones anaranjados y la estampita de Máxima.

Como te decía, te entiendo, en serio, entiendo que con tu cerebro destruido de miradora compulsiva de novelitas pedorras de tres a seis de la tarde y de ocho a once no puedas entender que me estás capando domingo a domingo, y ahora todos los días que hay partido. Entiendo que como planchadora de camisas tu testa cuadrada no pueda abarcar lo que significa para mi ser el único boludo del bar que no ve los clásicos, los partidos del ascenso, los partidos de las ligas europeas y ahora el Mundial. No, no lo podés entender. ¿Y cómo lo vas a entender si el diablo que te parió torturó a tu viejo hasta que el buen tipo se hartó y se rajó con una veinte años menor? Cómo me gustaría decirte cuánto admiro a tu viejo y cuánto lo envidio, ¡cómo no tener los huevos que tuvo el viejo! Me rajaría aunque sea un mes. Termina el Mundial y vuelvo. Solo eh, me voy a la reverendísima mierda solito por un mes. Sos tan pero tan porquería que ni te darías cuenta, o sí, el domingo te darías cuenta, cuando quieras que te lleve hasta lo de la vieja de porquería a comer otra vez esos fideos te darías cuenta que no estoy.

Qué lindo sería que entendieras mi sufrimiento, porque sé que vos sabés que estoy sufriendo, porque no puede ser que no hayas escuchado los cuarenta y siete suspiros y los dieciocho bufidos y los nueve ayes que exclamé desde que salimos hace doce cuadras. Doce cuadras, cada una como los doce pasos que separan el punto de penal de la línea de gol. Doce cuadras que conducen a la muerte momentánea. Y me escuchás el sufrimiento y con lo bruja que sos hasta debés escuchar lo que pienso. Y sé que estás disfrutando todo esto, como yo hubiese disfrutado de la previa del partido. Pero no pude porque salí del trabajo corriendo para comprar esos masacotes que le gusta comer a la vieja y seguí corriendo para buscarte así llegabamos a tiempo, claro que te tuve que esperar. Había que esperar que terminara esa novelita brasilera que ves ahora.

gol-iniesta

Gozás con mi sufrimiento guacha, bruja de porquería. Ay, ay, ay, ¿sabés qué? Sería bueno que me escucharas los pensamientos, o mejor no. No, no. Porque si me escucharas me pedirías que piense en voz baja y cambie de pensamiento. Sí sería lindo que me entendieras, pero no lo vas a hacer nunca, porque sos egoísta. Egoísta como tu vieja. ¡Qué grande tu viejo! Sí, el egoísmo lo heredaste de ella y ella seguro que de su abuela, otra vieja longeva al re pedo, no hizo ni bosta en toda su vida salvo tener hijas para cagarle la vida a otra generación de hombres. Todas egoístas hasta el último día.  Ni el gusto de morirse rápido le dan a la gente. Todas las Bustos de La Torre fueron igual. Ah, y algo que te quería decir hace mucho ¿Cómo mierda los del registro civil dejaron que se casara una Bustos con un La Torre? Es ridículo hasta pensarlo.

Ya estamos llegando, ¿y si te bajás y yo me voy de nuevo a casa y decís que estaba enfermo? No, que lo vas a hacer, jamás me harías un favor. Además la dueña de esta caverna infernal se da cuenta de todo. Es capaz de aparecerse allá y comerme el alma si me ve mirando la tele con la mano adentro del pantalón y siendo feliz, en vez de estar sufriendo en su casita del horror.

─ Llegamos.

─ Sí, ya me di cuenta. Siempre tan bruto para frenar.

¿Cómo irán los gallegos?  ¿Y si espero que pases por adelante del auto y te paso por encima de ida y de vuelta, como para asegurarme? ¿Me entenderías? No, que me vas a entender. Nunca me entendés.

Anuncios

Hablemos como en casa, a calzón quitado. Comentá lo que quieras.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s