Sueños de un asesino

El viejito con bastón, la rubia que no pudo gritar, el flaco que estaba cagado de miedo, la madre con la nena, otra cara, otra y otra cara.

Otra vez me despierto atormentado por la imagen de todas mis víctimas. Una vez más, la película de terror en la que todos gritan a la vez, me saca de la cama.

Ahora en el comedor con el whisky en la mano, analizo una vez más aquella película repetida que se graba en mis retinas, noche tras noche hace meses.

El ventilador gira despacio, sigo sus paletas y me doy cuenta que todavía estoy transpirando. Lentamente las imágenes se empiezan a ir. Menos la última, la que aparece antes de la palabra “Fin”. Vuelvo a mirar el ventilador, y giro la cabeza y veo la soga atada a las rejas del tragaluz.

Trago  saliva  y me  acuerdo  de  los  gritos  que  se  apagan  muy lentamente.  Y  cuando terminan de apagarse, aparece esa última imagen, la que me sacude los sueños. La imagen de mi última víctima en la escena del crimen. Es mi cuerpo pendiendo de la soga mientras el ventilador gira lentamente.

Anuncios

2 comentarios en “Sueños de un asesino

Hablemos como en casa, a calzón quitado. Comentá lo que quieras.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s